Bookmark and Share

UNA MIRADA SOBRE NUESTRA VIDA INTERIOR
¿Qué te pasa?
Fecha de Publicación: 14/06/2006 | Milagrosa



¿Qué
te pasa?


Los
seres humanos tenemos la necesidad instalada (vaya a saber uno desde
cuando) de hablar con nuestros semejantes y decir lo que nos pasa,
agregar lo que nos pasó y de paso decir lo que nos puede
pasar. En ocasiones nos atrevemos a preguntarle a quien nos escucha,
que le pasa... pero no siempre es realmente por un interés
en su pasar, por lo general es intentar adelantarnos y conocer "eso"
para que eso no nos pase a nosotros. Debemos concluir entonces que
nuestro interés no siempre es el interés del otro
¿verdad?, pero si tomamos en cuenta que el otro se maneja
con los mismos intereses de saber el por qué, entonces está
intentando desde la misma posición en que estamos preguntándole
¿qué le pasa?


La
vida tiene millones de matices que van desde el negro absoluto al
blanco más radiante, entre todos los colores existen posiciones
en las que uno toma lugar para irradiar desde allí algo que
nos identifique, y si bien siempre tratamos de estar en el mismo
lugar en la vida, por lo general fluctuamos según pasan los
años y según pasan los sentimientos.


El
mundo no era mundo cuando éramos niños, nuestro mundo
era nuestra habitación, la cocina, el baño, el patio
de juegos, más tarde se amplió a la calle, al barrio,
a la ciudad, a los amigos que poblaban nuestras calles más
conocidas, supimos que éramos de un país, que nuestro
país, estaba en un continente, que nuestro continente estaba
rodeado de mar, que el mar rodeaba toda la tierra, que la tierra
era nuestro lugar; que nuestro lugar era un globo girando alrededor
de una estrella, que nuestra estrella es una más de las que
andan por el universo, que el universo es un espacio infinito, que
el infinito cabe en nuestra mente, que nuestra mente, finalmente
es nuestro mundo.


Así
pasaron los años, y descubrimos que necesitamos ser y que
para ser debemos esforzarnos en tener, y que tener no siempre nos
da la legitimidad del ser. Entre el ser y el tener nos llevamos
de la mano los unos a los otros. Unos quieren ser, mientras que
otros seguros de su ser solo quieren tener, y aquel que está
seguro de lo que tiene solo quiere dejarse ser. Pero ni el que tiene
es, ni el que es realmente tiene.


El
motivo por que lloraste ayer puede ser la sonrisa del mañana,
y cuando pase el tiempo, verás que las sonrisas de otros
tiempos pueden ser el motivo de una lágrima por lo que ya
no está. Entre lo que tuviste y lo que dejaste de tener estuvo
siempre el soplo de la esperanza. La esperanza de creernos inmortales
para colorear con una paleta prestada la ilusión de quien
nos devuelve con una sonrisa una respuesta igualitar

Autor: Enviado por nuestra lectora Leticia Casey


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

A pesar del compromiso de Barrientos, en la Guardería Canina Municipal sigue todo igual
HUGO MORO: Parece que a Barrientos se le está escapando la tortuga
Javier Estévez: La habilitación de Terapia podría descomprimir el corredor nocturno
Lluvias de ayer: entre 30 y 40 mm
Pareja de abuelos falleció calcinada en el incendio de la vivienda que habitaban

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos