Bookmark and Share

RODOLFO RODRÌGUEZ
Francisco I: el Papa que señala el camino del amor, la fraternidad y la confianza
Fecha de Publicación: 18/03/2013 | Personajes



La noticia no pudo ser más gozosa y conmovedora. El Cardenal Primado de la Argentina Jorge Bergoglio elevado al Solio Pontificio. Por primera vez un papa argentino, americano y perteneciente al clero regular. Cuando pasadas las 16.00 de la Argentina (las 20.00 de Roma) el cardenal francés Jean Louis Tauran leyó en latín el nombre del Arzobispo de Buenos Aires y Príncipe de los Apóstoles, mis ojos comenzaron a humedecerse y llamé inmediatamente a las personas más entrañables.


Sin embargo, hasta las 9.00 del miércoles, en diálogo con amigos de la RAI residentes en Roma y Venecia, ellos me aseguraban -escondiendo su clara intención de que fuese un connacional- que con seguridad el nuevo Pontífice estaba entre el Arzobispo de Milán y Ex Patriarca de Venecia Angelo Scola, el brasileño Odilo Scherer, el cananadiense Marc Ouellet y el Arzobispo de la diócesis de Boston. Como si la posibilidad de un latinoamericano fuese imposible y muchos menos aun la de un africano, que creían totalmente descartadas. Pero para aquellos que se congregaron en multitud de la enorme Plaza de San Pedro -contra lluvias e inclemencias temporales- y que sabían de la fumata bianca a partir de las 15.00, en medio de la expresión de alegría incontenida festejaban por que la Iglesia Católica ya tenía su Jefe en esta tierra. Aunque casi una hora más hubo de pasar hasta saber el nombre del sucesor de aquel sobre el cual Cristo constituyó su Iglesia hace dos mil años. Argentino por ende, hijo de esta vastedad americana y -como si fuera poco- de la Orden que San Ignacio de Loyola fundara en el siglo XVI en días desafiantes de la Contrarreforma.
Llegó finalmente el Papa del sur. El primer Papa de una tierra que aunque muchos quieran negar, está enraizada en las Convicciones cristianas (sembradas por los colonizadores españoles) que sustentaron los -inmigrantes que la poblaron a fines del siglo XIX. Un hijo y nieto de italianos en el exterior, hoy es el Romano Pontífice. Ante mi emoción y la salutación que ya al anochecer recibí de aquellos desconcertados periodistas pontificado de un polaco y un alemán, querían indisimuladamente un hijo de la bella Península Itálica. Un Cardenal de un remoto país- que más de un europeo desconoce- que busca caminos aun no encontrados de diálogo, justicia y equidad.
De la profunda y variopinta América: desde Alaska hasta el Cabo de Hornos de tierras colonizadas por protestantes y católicos que entremezclan el castellano mayoritario con el portugués, el francés y el inglés. No es poca cosa: el 266 sucesor de Pedro, es de este continente, de nuestro continente. El que fue Clamado Continente de la Esperanza. Feraz y antropológicamente ubérrimo, es el que al fin y al cabo ostenta la mayoría de católicos. Acercándose al África, pero lejos, muy lejos, del número que puede mostrar el continente europeo. Aun en medio de dificultades- injusticias, hambre, democracias autoritarias o endebles, el crecimiento del protestantismo y el auge de las sectas- América del Sur tiene la mayor cantidad de fieles que se arropan en las filas del catolicismo. Queramos o no ver esta realidad, el dato dice y mucho.
Y finalmente un hombre del clero regular. No pertenece al entorno del clero diocesano o secular, anquilosado y muchas veces -no siempre en rigor de verdad-lejos de quienes más sufren. Los jesuitas fueron el brazo fuerte de la Iglesia cuando el timonel de Pedro se hundía en los días del portentoso Renacimiento y Humanismo mientras una corte vaticana palaciega vivía en medio de refinamientos, intrigas , gastos superfluos y relajaciones morales que espantaron al furibundo agustino alemán Martín Lutero. Aquellos fueron junto a los Padres fundadores San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier, quienes evangelizaron, educaron y sirvieron con lealtad al Papado en el consecuente cumplimiento de los deberes cristianos. Cuando la Iglesia, al igual que ahora, estaba encerrada en regios aposentos mientras el volcán de la historia les era indiferente.

Autor: Rodolfo Rodrìguez
Fuente: Diario de Hoy


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos