Bookmark and Share

ANSES: Tramitar el pago de la jubilación luego de una suspensión
Fecha de Publicación: 14/12/2012 | Nacionales

La activación de un beneficio suspendido es la puesta al pago de una jubilación o pensión que momentáneamente fue postergada por ANSES. La causa de la suspensión puede deberse a la no presentación del Certificado de Supervivencia. Para la activación en forma inmediata de un beneficio suspendido el trámite lo debe realizar únicamente el Titular, Curador, Tutor o Apoderado para percibir.
Una vez cumplida la instancia del trámite, el beneficiario debe consultar al mes siguiente al número gratuito 130, para corroborar si se ha levantado la suspensión. Dicha consulta debe efectuarla los primeros días hábiles del mes, dado que en caso de seguir suspendido deberá acudir a una delegación para solicitar el cheque, durante los dos primeros días hábiles del mes. En caso de asistir después deberá esperar hasta la próxima liquidación (30 días más).
Asimismo, la ANSES informa que hoy, 14 de diciembre, cobran los jubilados y pensionados cuyo haber mensual no supere la suma de $2133 y sus documentos terminan en 7 y aquellos beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo cuyos documentos finalizan en 7. El calendario de pagos de todas las prestaciones que abona la ANSES puede consultarse en www.anses.gob.ar, sección Temas más consultados.


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos