Bookmark and Share

CHARLY GARCÍA VUELVE AL LUNA PARK Y HABLA DE TODO
Fecha de Publicación: 04/09/2012 | Música, Internet, Cine & TV

EL GRAN ROCKERO HABLA DEL RENOVADO AMOR POR LOS VINILOS, DE LA COMPOSICIÓN Y DE SUS NUEVOS HÁBITOS.

Charly García cayendo en los brazos de la Venus de Milo. Una imagen de ensueño tan poderosa y atractiva como para describir con la misma dosis de poesía y realismo los últimos cuatro años de vida de este artista sin límites, amado y crucificado, una y otra vez. Porque García siempre está volviendo. Porque, como dice la canción, todos quieren más, todos piden más.

Buscando entonces algo más para dar, García volvió a encontrar en una canción ajena su propio destino. Estoy cayendo en los brazos de la Venus de Milo, canta en el segundo tema nuevo que hace público desde su internación, en 2008. Una traducción para nada literal de la canción Venus, del grupo Television, que estrenó el fin de semana pasado en Tucumán y Salta y que repetirá en la serie de tres conciertos en el Luna Park que ofrecerá a partir del próximo miércoles.

Me gusta traducir canciones que me lleguen al alma y las que pueda poner en castellano. Esta es de Television, de la época punk new wave, un grupo al estilo Almendra en el sonido de las guitarras y arreglos -cuenta con entusiasmo-. La canción tiene ritmo de tango, con una letra muy poética y medio surrealista. Es como la visión de un tipo que va caminando drogado y describe realidades, pero a través de su propio filtro. El está con una barra de amigos y dice en un momento: «Y caí». Y los amigos le preguntan, «¿te sentís mal?» y él le responde: «No, para nada. Estoy cayendo en los brazos de la Venus de Milo», que no tiene brazos, je... Me parece una imagen alucinante.

Imagen y metáfora al mismo tiempo. Como lo fue en su momento Influencia, aquella canción de Todd Rundgren de la que García se apropió para siempre en 2002. Puedo ver y decir y sentir: algo ha cambiado. Para mí no es extraño. Yo no voy a correr ni a escapar de mi destino. Yo no pienso en peligro.

Era otro Charly y es el mismo también. Antes de regresar al Luna con un show que compilará las canciones que están mejor interpretadas de su espectáculo 60 x 60 -convertido este año en box set de lujo-, García le abrió a LA NACION las puertas de su nuevo hogar, un coqueto departamento en el recoleto Palacio de los Patos, con un living impoluto de paredes verde agua que hacen sufrir a su novia, Mecha Iñigo. Nos mudamos hace poco y todavía no las pudimos pintar, se excusa la joven de 24 años que acompaña al músico desde hace más de cinco primaveras y veranos. No las puedo ver, remata con una sonrisa y se pierde pasillos adentro.

Minutos después, García -blusa negra, calzas rojas- ofrece su mejor sonrisa, se sienta frente a la bandeja tocadiscos que le acaban de regalar y durante poco más de una hora hablará de música, de su renovado fanatismo por Marilyn Manson, de su recuperada pasión por los vinilos, de su vuelta a la escritura, de su adicción a los subtítulos, de sus fantasías, de su alma, del tango como abstracción, de su futuro musical, del dinero, del amor y de su último descubrimiento: El secreto de la prolijidad. Es otro. Es el mismo. Es Charly García.

El consolador de la música

¿Escuchaste el nuevo disco de Marilyn Manson? Está buenísimo, es muy melódico. Te lo tenés que comprar y, si podés, en vinilo, que suena diez veces mejor. Volver a escuchar vinilos me hizo enamorarme más de la música. Es un sonido completamente diferente al del CD, que vendría a ser como una plaza floreciente encerrada entre rejas. Y ni hablar del MP3, porque para trasladar la música se pasa a números y esos números, de alguna manera, copian el sonido, pero eliminan lo que hay de silencio entre las notas. Jimi Hendrix decía que la música era justamente eso, el silencio entre las notas. Entonces, es como tratar de imitar un órgano Hammond o un piano. Es como un tecladito de juguete que dice «hola, yo soy un piano». Pero no, es una copia de la madera, hecha en plástico. No es el original, es como un consolador de la música, larga García casi sin respirar


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos