Bookmark and Share

Entre libros y autores: La singular historia de un escritor que se llama Haroldo Viciconti
Fecha de Publicación: 28/05/2012 | Cultura

Dentro de la vitrina de la Biblioteca Leopoldo Marechal que funciona en la Casa de la Cultura, donde se guardan los volúmenes relacionados con la producción literaria e histórica local, se encuentra un libro titulado De Chaca-buco y otros relatos, de 1988, que está firmado por Haroldo Viciconti. Si bien el nombre del autor parece un seudónimo para homenajear a Haroldo Conti, lo cierto es que Haroldo Oscar Viciconti es un ser de carne y hueso que nació en Chaca-buco en 1937, es escritor, y actualmente vive en Bandfield.
Si bien nunca se conocieron, Conti y Viciconti están unidos por un par de anécdotas particulares, más allá de que coincidieron en su dedicación a la literatura.
Obviamente, Viciconti no alcanzó el renombre de Conti, pero sus materiales se difundieron en la revista Flash a mediados de la década de 1980 y en los últimos años ganó el único concurso literario organizado por PAMI y uno de sus cuentos forma parte de una antología impulsada por la ANSeS que fue pucentenario.
Este hombre es hijo de Vicente Viciconti y Nicolasa Dicundo. En diálogo telefónico recordó que había vivido hasta los 5 años en la zona de Sarmiento al 600, cerca de donde actualmente se levanta el barrio del Sanatorio. Luego de esa edad, junto a su familia se mudó al Gran Buenos Aires donde continuó viviendo hasta la actualidad. Trabajó de empleado de la compañía telefónica como operador, en la Capital Federal.
Periódicamente regresa a Chacabuco para visitar a su prima Alicia, quien también le sirvió en años anteriores como fuente de información para reproducir la atmósfera pueblerina en sus textos.
Según Viciconti, debe su nombre de pila al mismísimo Haroldo Conti.
Cuando mi mamá estaba embarazada y fue al médico. Ahí había un nene rubio al que la madre le decía: vení, Haroldo. A mi mamá le gustó el nombre y me lo puso, recordó Viciconti.
El escritor tuvo la certeza de que el niño era Conti cuando leyó que Haydeé Lombardi lo describía de pequeño como un niño rubio que parecía un angelito.
Otra anécdota que une a Viciconti con Conti, es una dedicatoria que le hizo en las primeras páginas de un ejemplar de La balada del Alamo Carolina.
Como ya se dijo, Viciconti nunca conoció personalmente al escritor desaparecido. No obstante, a través de un poeta amigo llamado Oscar Agosti le hizo llegar ú libro a Conti, en los tiempos que integraba la Sociedad Argentina de Escritores. Conti también le llamó la atención el parecido de los apellidos y según Viciconti le dedicó el libro á un casi hermano.
Pero las coincidencias no llegan solamente hasta ahí. Ocurre que Conti, en los cuentos Mi madre andaba en la luz y Las 12 a Bragado hizo referencia a un tío de Viciconti llamado Nicola.
El libro De Chacabuco y otros relatos, fue publicado por la desaparecida Ediciones Filofalsía en 1988. Se trata de una compilación de varios cuentos de Viciconti que habían aparecido en las páginas de la revista Flash. En la edición que se encuentra en la biblioteca Leopoldo Marechal se ó entre las páginas una fotocopia tomada de las páginas de la revista en la que se reproduce el cuento de El Libre, que relata la suerte del perro del Viejo Ponce, un pintoresco personaje del Chaca-buco de antaño.
En los últimos días Viciconti estuvo en comunicación con las autoridades de la Asociación Amigos de Haroldo Conti porque quiere venir a Chacabuco para participar en la excursión que recorrerá aquellos lugares vinculados con el escritor desaparecido.»

Fuente: Diario de Hoy


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos