Bookmark and Share

ENTREVISTA A TOMÁS ELOY MARTÍNEZ REALIZADA POR MAGDALENA RUIZ GUIÑAZÚ
"BUSH CAMBIÓ LA CULTURA DE UNA MANERA IRREPARABLE"
Fecha de Publicación: 04/11/2005 | Cultura

Efectivamente, con esa perfecta educación y encanto que él califica de timidez, Tomás Eloy Martínez asiente cuando le preguntamos acerca de ese medio millón de ejemplares que vendió El vuelo de la Reina... ¡en China!

-Sí, pero no me hice rico... Los chinos pagan sólo unos pocos yuans por el anticipo, ¡y nada después!
Pero no es el único éxito internacional de tus obras. "La novela de Perón" ha sido traducida a veinte idiomas; "La mano del amo", a siete, "El vuelo de la Reina", a quince…

-Sin embargo, Santa Evita no es mi novela más conocida -explica- y conoció una fama que yo no esperaba. Mientras la escribía me resigné a la pobreza que tanto ayuda a la imaginación y en las primeras semanas del lanzamiento en Buenos Aires yo no entendía realmente por qué a la gente le gustaba tanto, qué tenía de mejor que La novela de Perón o La mano del amo. Cuando regresé a mi casa, en Nueva Jersey...
¡Había cinco metros de faxes proponiendo traducciones! Era un domingo, y ese mismo día le habían dedicado una página entera en la sección principal del New York Times, tal vez porque no tenían otro tema mejor. Un año más tarde estaban traduciéndola a más de treinta lenguas y todavía figuraba en la lista de best-sellers.

-¿Por qué pensás que tuvo esa acogida impresionante cuando la mayoría de los lectores ni son argentinos, ni conocieron a Evita?
Eso es un misterio. No es una novela fácil. García Márquez, que fue el primero en leerla, me dijo que allí había en verdad tres novelas. La de Evita, la del cadáver y la del autor que se desespera por no saber cómo contar todo eso.
Pero los estudiantes norteamericanos han descubierto que hay muchas más, todas intrincadas. Lo cierto es que, gracias al interés que despertó ese libro, se tradujeron todos los otros.

-Bueno, pero vos, cuando trabajabas en la revista "Panorama" tuviste la ocasión de conocer a Perón en el exilio. Eso seguramente te dio una serie de pistas para adentrarte en esa historia. Incluso recuerdo que me contaste que López Rega, inexplicablemente, lo interrumpía con frecuencia...
Es cierto. Mirá, yo entrevisté a Perón por primera vez en 1966, la noche del golpe contra Illia. Lo vi otras dos o tres veces hasta que, en 1970, desde París, lo llamé para preguntarle si se animaba a grabar sus memorias. Para mi sorpresa, aceptó. Estuve cuatro días con él, a fines de marzo de aquel año y a raíz de las interrupciones de López Rega que mencionábamos nació la idea de las "contramemorias" que están en La novela de Perón.

Perón sancionó aquellas memorias como legítimas y los historiadores suelen usarlas como fuente principal para sus investigaciones. Cuando compaginé las grabaciones, advertí que Perón había omitido hechos importantes y que, en algunos casos, los había tergiversado ordenándolos bajo una luz más favorable. Al enviarle la versión final para que la aprobase, adjunté una serie de notas al pie de página en las que dejaba constancia de las omisiones e inexactitudes observadas.

-¿Y él las aceptó?
Perón me devolvió el texto final de las memorias sin corrección alguna pero, en cambio, no me devolvió las notas al pie ni contestó la carta que le escribí al día siguiente pidiéndole que tomara alguna decisión sobre los datos que esas notas aportaban. Era evidente que no quería que se publicaran las correcciones. Quería las memorias y punto.

-¿Qué hiciste, entonces?
Lo único posible. Tuve que publicar el texto tal como él lo exigía, puesto que se trataba de material autobiográfico. En aquel momento, cuando aún estaba en el exilio, a Perón le interesaba más forjar su propio monumento histórico (o, para decirlo de un modo más benévolo, establecer su verdad política como verdad última, única, aquella única verdad que para él se confundía con la realidad), antes que resignarse a la verdad histórica. Crear mi propia verdad hizo nacer en mí la idea de la novela. Pensé entonces que el primer gran libro de la literatura argentina es una biografía falsa de Facundo Quiroga, que

Autor: Magdalena Ruiz Guiñazú
Fuente: diario


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos