Bookmark and Share

SUPERACIÓN PERSONAL
“PENSEMOS, UTILICEMOS LA CABEZA”
Fecha de Publicación: 04/10/2005 | Vida Sana

“Mortal, sé virtuosos en tus pensamientos,
porque el ser supremo les oye. ¿Qué casa hay en el mundo
que equivalga a los deleites del pensamiento?”. Young.



“PENSEMOS, UTILICEMOS LA CABEZA”.


Los pensamientos son remedio contra la incertidumbre de la vida. Reflexionar es indispensable para poder configurar una vida organizada. El orden de los pensamientos es la columna vertebral del orden de las cosas de la vida.


Aprendiendo a pensar se aprende a vivir. Porque pensar y actuar en consecuencia, es una misma cosa. Vivimos con plenitud cuando encontramos en el pensamiento deben ayudarnos a adaptarnos a lo que tenemos y a lo que nos falta.

En este siglo XXI, época de la velocidad, la Internet, las naves espaciales, todo anda tan rápido que cuesta detenerse a pensar. Pero de todos modos hay que detenerse a pensar. La sustancia cotidiana de la vida se construye con buenos y malos pensamientos. Todo lo que nos pasa gira en torno a nuestra mente. Por esto debemos unificar nuestros pensamientos y nuestras acciones. Vico nos dice para hacernos meditar: “Los hombres primero sienten sin advertir; después advierten con ánimo perturbado; finalmente reflexionan con mente pura”.


Nuestra conducta pasa del pensamiento a la acción. Jamás existirá una máquina que nos ayude a amar, a sentir, a pensar, a decidir. Solamente nosotros los seres humanos tener la responsabilidad de analizar las diversas informaciones, consejos y motivaciones, y actuar conforme a nuestros coherentes sueños y anhelos.


Por supuesto que no podemos saberlo todo. De hecho, hay cosas que desconocemos. Hay cosas que escapan a nuestro control. Lo único que hacemos nosotros al cultivar pensamientos coherentes, ordenados y sabios es tratar de decidirnos por lo más probable y lo más acertado. Uno trata de elegir lo más sensato y beneficioso. Entonces al desarrollar una hábil manera de pensar nos libramos de muchos innecesarios fracasos.


Cuando pensamos inteligentemente cortamos en carne viva la realidad, eligiendo lo que más nos conviene para nuestra vida. Pensar, pesar las cosas, es un arte que consiste en prever lo que todavía no pasó. Los pensamientos nos advierten el tamaño de las consecuencias de nuestros actos.


Pensar sabiamente consiste en coordinar y concentrar todos los recursos disponibles con el fin de dirigir los recursos disponibles hacia la solución de un problema y en procura de concretar el fin deseado. Si pensamos las cosas que puedan pasar las asumimos de otra manera. Al pensar sacrificamos las cosas de menor importancia para lograr el primer parecer que tienen importancia superior. “No siempre el primer parecer es el mejor”, dijo V. Alfieri. Y Euripides agrega: “Los segundos pensamientos son los más sabios”.


Autor: Julio C. Chaves


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos