Bookmark and Share

POLÍTICA DE DERECHOS HUMANOS
JUAN MÉNDEZ: RELATOR DE TORTURAS DE LA ONU
Fecha de Publicación: 10/05/2011 | Internacionales

–Hace diez años se declaró la inconstitucionalidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Una década después, ¿cómo avalúa el desarrollo de los juicios de lesa humanidad que se están realizando en la Argentina?
–El fallo del juez Gabriel Cavallo del año 2001 fue un hito importante por la erudición de su análisis sobre las obligaciones internacionales del Estado argentino. Desde luego, hubo que esperar el 2005 para que la Corte Suprema se pronunciara en igual sentido. El desarrollo de los juicios en los primeros años fue lento y a veces confuso, pero me parece que las decisiones de la fiscalía y de la Corte de organizar unidades internas para darles sistematicidad y cohesión a la estrategia de procesamiento han resultado en avances muy claros. Al mismo tiempo, se ha respetado al máximo el derecho de los acusados a un juicio justo. La capacidad de la Justicia argentina de llevar adelante estos difíciles procesos en condiciones inobjetables, y con la participación activa de las víctimas y de la sociedad, es motivo de admiración en todo el mundo, y muy justificadamente.

–¿Por qué los juicios son un modelo para muchos países?
–En mi experiencia, los juicios en son un modelo para todos los países que enfrentan un legado de violaciones masivas y sistemáticas de los derechos humanos al tiempo que tratan de comenzar una transición hacia la democracia o hacia la paz luego de un conflicto armado. Es así porque ya no se entienden ni la paz ni la democracia en un contexto de impunidad y de falta de justicia. Sin embargo, no deja de reconocerse que la justicia es un bien o un valor insoslayable, pero que realizarla es inmensamente difícil cuando se trata de atrocidades masivas y cuando los criminales todavía retienen importantes herramientas de poder. Por eso, que la sociedad argentina y sus instituciones judiciales demuestren que ese camino es posible –y que es posible en condiciones de absoluto respeto a las garantías de defensa en juicio y de independencia de los tribunales– constituye sin duda un ejemplo para el mundo. Pero creo que hay que ir más allá: Argentina es ejemplo para el mundo en el cumplimiento de las demás obligaciones que surgen de una herencia de crímenes masivos. La justicia es central e indispensable, pero por sí sola no es suficiente. El Estado también debe explorar y difundir la verdad, ofrecer reparaciones a las víctimas y reformar las instituciones para que no se vuelvan a usar como instrumentos de la represión ilegal. Esto es lo que en derecho internacional se llama “justicia de transición,” término a menudo mal entendido en Argentina. En ese terreno, Argentina también da ejemplos al mundo. En cuanto a la verdad, con el informe de la Conadep pero también con exhumaciones, los “juicios de la verdad” y revelaciones que se han hecho a nivel local, y también con los esfuerzos para preservar la memoria de los crímenes de la dictadura. La Argentina ha ofrecido reparaciones generosas a la mayoría de las víctimas y sus familiares. Y en cuanto a la reforma institucional, por cierto, queda aún mucho por hacer. Pero no se puede negar que las fuerzas armadas y las policías de hoy no son lo que eran en 1976.

–Hay críticas a los juicios por las demoras y porque no se están unificando las causas por centro clandestino o por área de represión. ¿Cómo podría mejorarse esto?
–Esas críticas fueron válidas al principio, pero mi impresión es que los problemas de demoras y de multiplicidad de trámites se han venido resolviendo favorablemente. La unificación en megacausas es una idea buena en principio, pero también podría haber conducido a deficiencias en la posibilidad de la defensa en juicio de algunos acusados y de allí a la pérdida de legitimidad de los juicios. La tendencia a la unificación, pero reteniendo flexibilidad y adaptación –que es como entiendo se viene haciendo– ha sido muy acertada.

–¿Cree que el poder judicial argentino no se ha “democratizado” y que sigue habiendo resabios de la dictadura?
–Es i

Autor: Raúl Arcomano
Fuente: Miradas al Sur


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos