Bookmark and Share

ALFREDO MOFFATT: PSICÓLOGO DE LAS MÁRGENES
O NOS CURAMOS JUNTOS O NO NOS CURAMOS
Fecha de Publicación: 16/09/2005 | Vida Sana

Alguna vez se definió como un pesimista esperanzado. Discípulo directo de Pichon Riviere y con una interminable lista de experiencias que han demostrado cómo resolver algunos problemas humanos complejos de la manera simple. Fundó iniciativas como la Peña Carlos Gardel, que en el Borda comenzó a vislumbrar la posibilidad del arte comunitario como terapia. Durante períodos difíciles (o sea, casi siempre) trabaja con crisis de toda clase, tratando de analizarlas, estudiarlas, y encontrar técnicas de reparación, compartir angustias y esperanzas. Por eso no resulta extraño que esté tratando ahora de paliar el dolor de las víctimas de Cromagnon junto al equipo de Bancavida. ¿Pero quién es Alfredo Moffatt? Tomás Astelarra fue a almorzar su casona de Once para averiguarlo.



Su página web donde figuran proyectos, fotos, artículos de interés social y humano, la transcripción completa de todos sus libros (Terapia del Oprimido, Terapia de crisis, etc.), un link para entrar que dice Servicio Solidario de Auxilio Psicológico a familiares y sobrevivientes de la Tragedia de Cromagnon, entre otros, abre diciendo ‘este material tiene el fin solidario de transmitir teorías y técnicas, para reparar la vida donde sea necesario’.

¿Promotor de proyectos de autogestión comunitaria o terapeuta para grupos en crisis? ¿Pensador social y político? ¿Fotógrafo documental de las márgenes? Bajando por la página de inicio, se leía el siguiente texto: ‘El espíritu de esta página es el de transmitir nuestra experiencia a lo largo de 40 años en terapias de crisis y autogestión comunitaria, básicamente con los sectores más lastimados. Nuestro interés es dar las teorías y técnicas que permitan una operatoria para disminuir la angustia en esta grave crisis social que estamos viviendo’.

Cuando Hecho en Buenos Aires llega a su casa en Once, estos principios se abren al subir la escalera de madera, en las fotos de sus experiencias que dan cuenta de cuatro décadas de trabajo. Nos recibe sentado en su cama, a metros su asistente tipea sus textos. Está de buen humor, dispuesto, y no escatima en demostrar su afinidad: “Ya era hora de que Hecho en Bs. As. me hiciera una entrevista”, dice.

Apenas llegamos, nos entrega un diskette con los contenidos de su página web. Para que lo leamos. Es más, durante toda la charla Moffatt va citando artículos de referencia para uno u otro tema.

Alfredo Moffatt no es Doctor aunque podríamos adosarle ese título: cumple con ese cargo mucho más tal vez que otros que lo llevan sólo por mérito académico. Es el director de la Escuela de Psicología Social, con sede en la misma casona de Once donde vive, donde también funciona la Comunidad Bancavida, con la que trabajó tras la tragedia del supermercado en Paraguay, y ahora con las víctimas de Cromagnon, además de una infinidad de proyectos que fue generando, y con los que permanece ligado en mayor o menor grado de responsabilidad, ya sea dentro de una organización o a través de casos personales como el de Brisa, una nena que sufrió horribles quemaduras en la cara y con quien el incansable “arquitecto de vidas” está trabajando para ver cómo sobrellevar las secuelas del accidente.

Es arquitecto, aunque ejerció durante apenas un año y medio para seguir luego los pasos del psicólogo social Pichon Riviere y comenzar a trabajar con pobres y con locos, tal como los define él mismo. Se fue a Nueva York con una beca para investigación sobre sociopatología urbana en el Brooklyn State Hospital.

Volvió a Argentina en los ’70 para fundar la Peña Carlos Gardel, un proyecto que años más tarde sentaría las bases para la Radio La Colifata y otros proyectos que hoy funcionan en el Hospital Borda.

Cuando la iniciativa se vio amenazada por el proceso militar, Moffatt trabajó fuera del país, especialmente en Brasil. Hizo viajes de investigación antropológica en el Altiplano, Perú y Bolivia, se fue a Europa a hacer un video sobre marginalidad y recorrió Brasil supervisando neuropsiquiá

Autor: Tomás Astelarra
Fuente: Revista HECHO EN BUENOS AIRES


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos