Bookmark and Share

ABURRIMIENTO
HACER HUEVO ES CADA VEZ MÁS AGOTADOR
Fecha de Publicación: 21/01/2011 | Internacionales

Las vacaciones son para dormir!”, asegura Gastón, un pibe de rulos que está a punto de subir a un micro en Retiro. Viaja con su novia a Santa Teresita. Tienen cara de cansados, pero se les nota la esperanza de llegar a “un lugar tranqui” para cumplir su deseo. El pibe labura de 9 a 18 arreglando computadoras en una empresa. La chica de recepcionista en una clínica.

Como ellos, hay muchos.

También siguen existiendo los pibes que se van en grupo a cualquier destino de la costa, los mal llamados hippies que se van a hacer un viaje casi obligado a las sierras de Córdoba, al Bolsón, o a Bolivia. Están los que se toman las vacaciones como descanso absoluto, los que las aprovechan para salir todas las noches, o los que van a recorrer hasta más no poder muchos lugares. Es el caso de Mariana, quien se preparó todo el año para escalar el Aconcagua. Y va en moto hasta allá.

Acá se quedan los que planearon sus vacaciones para más adelante. O los que no pueden irse. Algunos se arrepienten, otros esperan pacientemente a que les llegue el día soñado. La mayoría comparte algo: llega a su casa del trabajo y se tira de lleno en su sillón. El tiempo libre se convierte en una bendición difícil de abandonar. Para el gimnasio, yoga, Pilates o algún cursito, hay tiempo en el horario del almuerzo. La salida del trabajo se transforma en el momento para ir relajándose. Todavía falta subir a algún medio de transporte para llegar al hogar.

Tiempos modernos. “La organización temporal del trabajo, genera la alternativa tiempo ocupado y tiempo libre”, cuenta Mónica Códega, psicóloga y psicoanalista. “Así es que consideramos que como hay tiempo que entregamos a la esclavitud del trabajo, hay otro tiempo del que somos dueños. Sin embargo, eso no indica que el llamado tiempo libre garantice más placer que el tiempo sometido al trabajo”.

“Los tiempos modernos nos obligan a la competencia, a ganar, a ocupar el tiempo en actividades lo más planificadas posibles”, asegura la licenciada Corina Vainstub desde el artículo “Angustia y tiempo libre” de la web latinsalud.com. “Acostumbramos a planear futuros como estrategias para una mejor vida, más adaptada, en las que ese mismo futuro muchas veces define nuestras actividades presentes. Pensar en el futuro, en ocasiones, puede transformarse en una manera ‘disfrazada’ de evadir el presente”.
Códega recuerda: “Ya en 1920, Sigmund Freud escribió que la experiencia general indica que si bien existe en el alma una fuerte tendencia al principio del placer, se oponen a ésta otras fuerzas o estados determinados que desvían el resultado. El que haya un más allá del principio del placer, es la razón misma del psicoanálisis. La satisfacción del deseo humano es compleja y esa complejidad es el desarrollo de la vida misma. Los antiguos tenían otra forma de vivir el ocio. No era sinónimo de inactividad o pereza, sino que llamaban otium a la actividad que era fuente de goce y satisfacción de las necesidades. La vida contemporánea ofrece múltiples propuestas colectivas para gozar del tiempo libre, pero no siempre son fuente de goce, ya que la verdadera dimensión del tiempo humano no es la de los relojes, ni la libertad es la de los fines de semana”, finaliza la psicoanalista.

¿Angustia o deseo? “En la carrera por la producción, nos entrenamos para competir, para calificar, para ganar cada uno en la porción de territorio en que se mueve, cada uno en relación con su nivel sociocultural”, cuenta Vai0nstub. “Al mismo tiempo en que se desarrolla la cultura del trabajo, en paralelo, y obedeciendo precisamente a las mismas reglas, se va conformando la cultura del tiempo libre. Reglas. Consejos. Qué hacer para ‘aprovechar’ mejor nuestro tiempo libre cómo producir también en nuestro tiempo libre. ¿No pueden ser pensadas como estrategias para evadir la angustia que impacta en algunos cuando se encuentran con el tiempo sin reglas a su disposición?”, se pregunta la licenciada.

Mucho por hacer. Algunas escuelas secundarias

Autor: Soledad Lofredo
Fuente: Miradas al Sur


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos