Bookmark and Share

Los Hipsters: una radiografía de los nuevos bohemios burgueses
Fecha de Publicación: 10/09/2008 | Cultura

Sin una ideología unificada y sin quererlo, se han convertido en el símbolo de la juventud globalizada de esta década.
Una vez que los reconoces están por todos lados. En la páginas de vida social reunidos para una inauguración. Tomando helados en el Parque Forestal. Probándose tenidas en las tiendas del barrio del Bellas Artes. En la fila para entrar a algún bar de Constitución. Con un café en las manos por la calle Lastarria.

Son los hipsters, los eternos seguidores de la moda. Un estilo que se caracteriza por el cambio permanente, tal como le ha ocurrido a la palabra que los describe: primero fueron llamados alternativos, luego indies. Su sello es intentar zafarse a toda costa de lo masivo y mainstream.

Su individualismo los marca. Debido a esto, la coolhunter de Lado Humano, Nicolle Knust, opina que no se trata de una comunidad. Hay mucha gente similar que comparte lo individualista, pero como tribu no creo que existan.

Ni lo uno ni lo otro

Fernando Mora (25) sabe de hipsters. Son parte del grupo de gente a la que retrata para el portal de moda callejera Eseme.cl. No es posible definirlos si no es por el uso superficial de las tendencias en moda urbana con aspiraciones de elite. No son raperos, pokemones, ravers, ni hippies, pero tienen algún detalle de todos esos grupos. Definitivamente, no son periféricos.

Para ellos la imagen es todo. Su ropa da señas de su forma de ser, pero carece de un simbolismo más profundo. Manuel Tironi, sociólogo de la U. Católica, explica: Antes un accesorio era símbolo de que pertenecías a un pequeño grupo que tuvo acceso a la información y a la plata para adquirirlo. Por lo mismo, por ese artículo uno podía asociarlo a cierto grupo, ambiente e incluso a cierta movida musical.

En los 90 podías identificar al tiro si a alguien le gustaba escuchar techno. Hoy ya no se puede hacer ese ejercicio lineal. Música, moda y estilo de vida corren por diferentes carriles, ejemplifica Tironi.

En su experiencia como fotógrafa de moda urbana para el portal www.vistelacalle.com, María José Arévalo (27) dice que el reciclaje es común entre los jóvenes. Todos usan algo nuevo comprado y algo de la ropa usada. En su vestuario se ven mezclas de décadas.

Esta adaptación de detalles de modas pasadas se realiza con un dejo de ironía. Calzas de aeróbica, buzos térmicos fluorescentes y otras prendas que yacían en el baúl de los 80 vuelven ahora en esplendor. Al igual que los bigotes setenteros, pichangueras y cortes de pelos complicados.

La tendencia es mundial: hipsters de Santiago, Nueva York o Madrid son reconocibles por artículos que cruzan fronteras. El pantalón pitillo, las zapatillas de caña alta y la bufanda palestina son lo que se usa y abusa por ahora, explica Mora.

Internet es su herramienta para mantenerse al día. Mediante blogs de moda urbana y tendencias, además de biblias como lo son las revistas Vice o Wallpaper y sitios como TheCoolhunter.net, los hipsters se informan virtualmente. En los 90, los chilenos accedían a estas modas sólo por la televisión. En términos de intereses, hoy manda chatear o estar demasiado conectado y ser exhibicionista, sentencia Fernando Mora.

Aires de revolución

Si el punk y el hip-hop fueron los movimientos de contracultura juvenil que marcaron a las décadas pasadas, Manuel Tironi estima que algo de eso existe hoy día, pero en formatos no tradicionales: Comparada con la de los 80, no recurre a los sistemas tradicionales de movilización colectiva. Es una juventud que no enarbola banderas de lucha convencionales. Realizan una crítica al sistema capitalista desde dentro.

Nadie parece estimar mucho a los hipsters. Por esta razón se dice que un verdadero miembro de esta tribu negará su condición a muerte. Creo que es un grupo muy nefasto: es súper copión, muy homogéneo, poco crítico y con poco filtro. Se supone que son hipsters, pero finalmente son cuicos. No hay ningún quiebre ahí, ninguna osadía, considera Tironi.

Recientemente la revis

Autor: Gerardo De La Maza
Fuente: El Mercurio (Chile)


Envíenos sus comentarios
*Nombre 
E-mail 
*Título descriptivo
*Comentario 
¿Desea que su e-mail sea publicado?
 
* Campo de llenado obligatorio

 

Asaltan a una anciana de 87 años
El desvelo oficialista: superar los 40 puntos y evitar el ballottage
El Intendente hizo aclaraciones sobre una sociedad que integra
Mujer sufrió salvaje asalto
Otro detenido por intento de robo agravado

¿Cuáles son, por país, las sociedades más positivas del mundo?
¿Es lo paranormal solo otra forma de lo normal? una aproximación desde la antropología de la conciencia
¿Exportó la tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)
¿Jesús estaba casado?
¿Libertad? ¿albedrío? lo más probable, según la neurociencia, es que no tengas ninguno de los dos